jueves, 16 de enero de 2020

[Reseña] Blanco letal - Robert Galbraith


Sinopsis

Billy, un joven con problemas mentales, se presenta en el despacho de Cormoran Strike para pedirle que investigue un crimen que cree haber presenciado de niño. Pero cuando el detective se dispone a hacerle más preguntas, Billy sale corriendo despavorido de la oficina.
Tratando de llegar al fondo de la historia, Strike y Robin Ellacott, su antigua asistente y ahora socia de la agencia, emprenden un camino sinuoso que los lleva desde las salas más recónditas y secretas del Parlamento hasta una mansión señorial perdida en el campo.
Y mientras el caso se vuelve cada vez más complejo, la vida de Strike se complica: su fama como detective privado le impide pasar desapercibido y su relación con Robin se tensa día a día.


Opinión personal

J.K. Rowling no me defrauda en esta faceta y sus libros con el protagonista Carmoran Strike, un detective privado algo gruñón, me ha conquistado completamente, espero que sea benévola con su personaje, ya que hay momentos en los que la vida le ha golpeado demasiado. Los casos que va resolviendo el detective, están bien, quizá este sea un poco flojo, pero como no soy demasiado parcial, me ha gustado bastante, aparte de que, Robin, por fin, ve la luz. ¡Soy muy feliz!

La novela comienza cuando Billy Kninght, un chico desequilibrado aparece en las oficinas de Strike anunciando que hace 20 años vio un asesinato. Tanto Robin, su secretaria, como Strike, intentan que el joven se tranquilice, pero todo se va al traste y Billy, huye. Así que juntan sus fuerzas para investigarlo, a pesar de que quizá no sea ningún caso, pero había tanto sufrimiento en el joven, que Strike tiene el palpito de que no esta mintiendo, ya que el detalle de ver una manta rosa, es demasiado especifico como para que la historia sea una mentira. Y cuando Billy desaparece, Strike teme lo peor.
Si bien parece un caso bastante sencillo, las repercusiones irán aumentando, y el caso se llenará de chantaje, políticos corruptos, caballos, un posible suicidio, mansiones llenas de secretos y mucha gente con esqueletos en el armario, todo esto ambientado cerca de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Ene l ámbito personal, las cosas con Robin, están algo tensas, después de que Strike consiguiera atrapar al destripador de Shacklewell, y que este resultase herido, fue directo a la boda de Robin con Mattew, pensó que estaría todo arreglado, pero no fue así, su matrimonio esta casi acabado, todo lo que pensaba de su marido, ha cambiado (¡ya era hora!) y encima los titulares, un loco que la persigue y la ex novia de Strike, no ayudan a que estos dos, se den cuenta de que juntos todo fluye mejor.

En definitiva, Blanco letal, sigue en la línea de la saga, que os aseguro que hará las delicias de los amantes de la novela negra.

2 comentarios:

  1. Ahora que quiero leer más del género seguro me animo con esta serie, gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar

̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶
Miércoles, 1 de abril de 2020
✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯
¿Nuevo seguidor? Antes de dejar el enlace de tu blog en una página en la cual me he pasado bastante tiempo trabajando, hazlo en su entrada correspondiente: Seamos seguidores. ¡¡¡Muchas gracias!!!
En el caso de que ignores mi petición, tu entrada será borrada, puesto que será considerada spam.
Un saludo,
Cristina.
¡Si te gusta leer, LÉEME!
̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶ ̶̶̶̶̶ ̶̶̶