¡Se terminaron las vacaciones!

¡Muy buenas! Vuelvo por aquí con mucha ilusión y con las pilas cargadas, echaba mucho de menos estar en el blog, pero había tantas cosas negativas en este mundillo, que a lo largo de estos meses me he dado cuenta de que no valía la pena estar tan cansada de toda la gente y de la mierda que van soltando.
Como soy más feliz yendo a mi aire, esto ha llevado a unos cambios algo drásticos, mi Instagram lo hice privado, y vivo más contenta, ahora no tengo de estar pensando en si tal editorial me enviará un libro porque no tengo los seguidores que exigen.
Y siguiendo con el tema editoriales, desde la pandemia mi ritmo de pedir libros bajó, y llegó un momento que el año pasado dejé de pedir y ahí sigo, eso no quiere decir que no me guste recibir cosas gratis, obviamente es una gozada, pero siento que puedo vivir sin toda esa presión, y es que lo que odio de instagram, y son muchas cosas, la que más, es la compra de seguidores, que parece que a todo el mundo le de lo mismo, la segunda es que mucha gente que te recomienda un libro, no ha leído en su vida, ni los libros gratis que pide. 

El tercer cambio, el más drástico y seguramente el más evidente, los comentarios han sido desactivados, si alguien tuviese algo que comentar sobre algún libro o cualquier otro tema, está a vuestra disposición el "formulario de contacto" para el envío de mensajes, que está situado en el lateral. 

Muchas gracias a los que aún están por aquí, gracias por seguirme en esta nueva etapa, una etapa que necesitaba. 
Un besazo,
Cristina (Pinkiland).